Estudio de Caso de la Sociedad Civil: Clean Clothes Campaign

"Trabajamos para ayudar a las y los trabajadores de la industria del vestido a obtener sus derechos. La transparencia veraz de la cadena de suministro es vital para eso, de modo que podamos comunicarnos con las marcas correctas y otras partes interesadas para resolver las violaciones a derechos.

Tener un registro claro y unificado de las fábricas de producción hace que encontrar la información correcta sea más fácil y rápido y por lo tanto, acelera la ruta para reparar los daños".

Caso 1: Clean Clothes Campaign resuelve rápidamente las denuncias

Clean Clothes Campaign(CCC, por sus siglas en inglés) utiliza datos del registro OAR tanto en su trabajo de Peticiones Urgentes, en el que responde a violaciones concretas denunciadas por trabajadores y sindicatos, como en iniciativas de investigación, como el proyecto “Salario Digno a través de una Mayor Transparencia”.

Los datos del OAR permiten a los sindicatos identificar qué marcas se abastecen de qué fábricas. Tras el despido de una líder sindical, esta información se utilizó en combinación con los datos del Compromiso de Transparencia y reveló que la marca también era miembro de cuatro iniciativas de múltiples partes interesadas (MSI, por sus siglas en inglés). En consulta con la CCC, el sindicato eligió la MSI conocida por los tiempos de respuesta más rápidos en los mecanismos de quejas y pudo resolver el problema rápidamente. En cinco días, la líder sindical fue reincorporada a su trabajo completo, incluido el pago de salario atrasado.

El caso quedó cerrado y todos los involucrados quedaron satisfechos.

“La búsqueda de fábricas a través del registro OAR demostró nuevamente ser mucho más rápida que rastrear a través de sitios web de marcas individuales.”

Caso 2: Clean Clothes Campaign identifica las marcas que se abastecen en fábricas donde los trabajadores necesitaban un defensor

En diciembre de 2018 y enero de 2019, miles de trabajadores en Bangladesh fueron despedidos, puestos en listas negras y sujetos a cargos penales falsos luego de participar en protestas públicas contra los salarios bajos y la distribución desigual del nuevo aumento del salario mínimo.

Ante la falta de cooperación de los propietarios de las fábricas de Bangladesh, Clean Clothes Campaign y otros, recurrieron a las marcas y vendedores minoristas que se abastecen de estas fábricas para pedirles que abordaran la represión en su cadena de suministro.

Utilizando el registro OAR y otras fuentes, se identificaron hasta 20 marcas que se abastecen de las más de 30 fábricas involucradas en la represión.

A principios del 2020, los tribunales habían desestimado 14 casos contra trabajadores. La gran mayoría de estos trabajadores estaban empleados en fábricas que tenían grandes marcas entre sus compradores. Estas marcas se comprometieron con la gerencia de la fábrica cuando estos problemas se hicieron de su conocimiento. Por el contrario, la gran mayoría de los casos que aún están pendientes fueron presentados por fábricas donde no se pudieron identificar compradores importantes.

“Las cadenas de suministro transparentes brindan a los trabajadores una herramienta importante para eludir las estructuras de poder hostiles en sus propios países y permiten que las marcas corrijan los errores en sus cadenas de suministro, los cuales a menudo no habían llegado a conocerse hasta que Clean Clothes Campaign llamó la atención de las marcas. Las marcas con grandes volúmenes de abastecimiento en Bangladesh que no revelan la ubicación de sus fábricas están negando esta oportunidad a los trabajadores".

Paul Roeland, Coordinador de Transparencia, Clean Clothes Campaign

Image shows the logo of Clean Clothes Campaign.

Clean Clothes Campaign es una alianza mundial dedicada a mejorar las condiciones de trabajo y empoderar a los trabajadores en las industrias mundiales del vestido y la ropa deportiva.